El administrador de la prelatura de Cafayate llamó a cuidarnos "personal y comunitariamente" en 2021

CAFAYATE 08/01/2021 Por bienvallisto
El administrador apostólico de la prelatura de Cafayate, monseñor Pablo Hernando Moreno OSA, envió un saludo de año nuevo a la comunidad.
Padre Pablo

Al concluir el 2020, el administrador apostólico de la prelatura de Cafayate, monseñor Pablo Hernando Moreno OSA, se dirigió a los fieles con un mensaje.

“Al concluir este año 2020 quiero saludarles y agradecerles todos sus proyectos y realizaciones llevados a cabo durante los 366 días, que el Señor Jesús nos ha concedido, sin el contagio del Covid-19, y pudiendo acompañar y servir a cada una de nuestras comunidades con generosidad y entusiasmo”, expresó.

“En el nuevo año 2021, que se los deseo feliz, normalizado y fructífero, les presento las propuestas del papa Francisco”, anunció. 

Por un lado, se refirió al Año de San José: “El 8 de diciembre nos convocó a celebrar un año dedicado a San José, con la carta apostólica ‘Patris corde’, para conmemorar los 150 años del decreto Quemadmodum Deus, por medio del cual el beato Pío IX declaró al santo como Patrono de la Iglesia”.

Esta convocatoria, señaló, busca “que todos los fieles siguiendo su ejemplo (de San José), puedan fortalecer cotidianamente su vida de fe en el cumplimiento pleno de la voluntad de Dios”.

Hasta el 8 de diciembre del 2021, la Iglesia Católica concederá indulgencias según una serie de condiciones establecidas por la Penitenciaría Apostólica.

En segundo lugar, brindó detalles sobre el Año de la Familia, anunciado por el Santo Padre durante el Ángelus del 27 de diciembre, fiesta de la Sagrada Familia. “El papa Francisco anunció que el Vaticano dedicará un Año de la Familia en el quinto aniversario de la exhortación apostólica post sinodal Amoris laetitia”, y recordó las palabras del Papa: “La fiesta de hoy nos llama al ejemplo de la evangelización en familia, proponiéndonos el ideal del amor conyugal y familiar, como se subraya en la exhortación apostólica Amoris laetitia".

Según informó el Vaticano, detalló, “este año especial se iniciará en la próxima solemnidad de San José -19 de marzo de 2021- y concluirá el 26 de junio de 2022 en ocasión del X Encuentro Mundial de la Familia”.

En cuanto al Año Vocacional que celebrará la prelatura, explicó: “Con motivo de celebrarse la ordenación sacerdotal de nuestro querido diácono Adrián Gonzalo Castro, en 2021 vamos a intensificar nuestras oraciones por el florecimiento y surgimiento de las vocaciones al sacerdocio” y recordó que “únicamente tenemos un seminarista en el seminario diocesano de la arquidiócesis de Salta”.

“En este nuevo año debemos prepararnos para afrontar las consecuencias de la pandemia que sigue entre nosotros, cuidándonos personal y comunitariamente”, consideró el administrador apostólico y animó: “Intensifiquemos nuestra atención pastoral hacia cada una de las personas, los grupos parroquiales y movimientos eclesiales para saber promover la conversión eclesial y la constante apertura de la Iglesia hacia nuestra sociedad, a veces un tanto desconcertada y confundida por los avatares de nuestra historia reciente”.

“El papa Francisco nos recuerda en su reciente encíclica Fratelli tutti: ‘Una sociedad humana y fraterna es capaz de preocuparse para garantizar de modo eficiente y estable que todos sean acompañados en el recorrido de sus vidas, no sólo para asegurar sus necesidades básicas, sino para que puedan dar lo mejor de sí, aunque su rendimiento no sea el mejor, aunque vayan lento, aunque su eficiencia sea poco destacada’”, señaló.

“Tengamos una atención particular hacia los carenciados, fruto de la larga pandemia, que han quedado relegados en la sociedad. Se anuncia que la pandemia dejará por lo menos 500 millones de nuevos pobres en el mundo y de ellos nos corresponde a América Latina 35 millones”, expuso.   

Igualmente, llamó a tomar conciencia de la necesidad de cuidar la Casa Común, “que tanto hemos descuidado”, y citando nuevamente al Papa, expresó: “El ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social”.

“En este año dedicado a San José, recordemos que el objetivo es ‘crecer en el amor a este gran santo, para ser impulsados a implorar su intercesión e imitar sus virtudes, como también su resolución. Los santos ayudan a los fieles a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad. Su vida es una prueba concreta de que es posible vivir el Evangelio. 

Ante el ejemplo de tantos santos y santas, San Agustín se preguntó: ‘¿No podrás tú lo que éstos y éstas?’. Y así llegó a la conversión definitiva exclamando: ‘Tarde te amé, belleza tan antigua y tan nueva’.

No queda más que implorar a san José la gracia de las gracias: nuestra conversión’”.+

Te puede interesar